2008 | 297
Alma Mía | En Paz
Daniel Calveti

Cuando las lágrimas fueron mi pan
De día y noche
Y me preguntaban

Dónde está tu Dios

Ya hubiera muerto
Pero me sostiene una oración
A ti mi Dios

Por qué te abates alma mía
Por qué me unes a tu turbación
Me estás haciendo daño
Mucho daño

La paciencia es ciencia al que espera
Y mientras esperamos
Cantemos
Cantemos

Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza
Dios el que nos cuida
No hay porque
llorar
No hay por qué
dudar

Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza
Dios el que nos cuida
No hay porque llorar
No hay por qué dudar
No hay porque llorar

Cuando las lágrimas fueron mi pan
De día y noche
Y me preguntaban

Dónde está tu Dios

Ya hubiera muerto
Pero me sostiene una oración
A ti mi Dios

Por qué te abates alma mía
Por qué me unes a tu turbación
Me estás haciendo daño
Mucho daño

La paciencia es ciencia al que espera
Y mientras esperamos
Cantemos
Cantemos

Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza
Dios el que nos cuida
No hay porque
llorar
No hay por qué
dudar

Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza
Dios el que nos cuida
No hay porque llorar
No hay por qué dudar
No hay porque llorar

Alma mía no te angusties
Alma mía espera
espera
Alma mía confía
confía
No
no
no
no
no te dejará nunca
Alma mía confía en El
Alma mía espera
Porque

Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza
Dios el que nos cuida
No hay porque llorar
No hay por qué dudar

Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza
Dios el que nos cuida
No hay porque llorar
No hay por qué dudar
No hay porque llorar

Alma mía espera
espera

Letra Alma Mía – Daniel Calveti